Isla Juan Fernández

Mar a la vista

La Dorsal de Juan Fernández

Imaginemos una cadena montañosa como la de los Andes, pero sumergida en las profundidades del océano. Se llaman dorsales oceánicas y se producen sobre el lecho marino, debido a la continua actividad volcánica del planeta y por el movimiento de las placas tectónicas durante millones de años.

La dorsal oceánica de Juan Fernández mide 900 km y se origina en un único punto caliente al oeste de la isla Alejandro Selkirk, sobre la placa tectónica de Nazca. Esta placa se mueve en dirección al continente sudamericano, llevando consigo islas, montes submarinos y todo lo que se encuentre en el suelo del océano. Si vives sobre esta placa, cada año estarás aproximadamente 6 centímetros más cerca del continente.

Archipiélago Juan Fernández

Las dorsales oceánicas están formadas por montes submarinos. A veces, este punto tiene eventos donde la actividad magmática es mayor, originando islas oceánicas que sobrepasan la altura de la superficie del océano.

El Archipiélago Juan Fernández está constituido por tres islas:

  1. Robinson Crusoe: Se encuentra la Bahía Cumberland y el poblado de San Juan Bautista.
  2. Santa Clara: La más pequeña de las tres y la primera en sobrepasar el nivel del mar hace 4 millones de años.
  3. Finalmente, hace alrededor de 2 millones de años, emergió la isla Alejandro Selkirk, la más joven y alta del archipiélago.

Montes submarinos

Estos montes se convierten en complicados obstáculos para las corrientes marinas o para las migraciones de muchas especies marinas, formando un lugar de gran biodiversidad. Son lugares enriquecidos con nutrientes, que atraen a otras especies, transformándose en puntos de agregación e importantes zonas de paso y alimentación para especies altamente migratorias como tiburones, tortugas marinas y aves marinas.

En estos lugares, si una población, comunidad o hábitat experimenta fuertes cambios o alteraciones -por ejemplo, por pesca de arrastre-, la posibilidad de recuperarse es muy poca o tardaría mucho tiempo, dado su aislamiento geográfico, por lo que se definieron como ecosistemas vulnerables.

 

FALTA DIALOGO E INFOGRAFÍA

Biogeografía de islas

Imagina cruzar el océano viajando kilómetros sin ocupar medios de transporte. Para algunos animales, micro y macroalgas ¡es una tarea diaria! La teoría sobre biogeografía de islas nos puede ayudar a entender qué pasaría si aparece una nueva isla en medio del océano, porque nos explica cómo las especies son capaces de colonizar nuevos territorios y qué procesos las llevan a extinguirse de algún lugar.

DIÁLOGO (PEDRO): ¡Qué admirables son los animales y especies marinas!

Estos procesos se denominan inmigración y extinción, y dependen de qué tan cerca esté la isla de otros territorios y de su tamaño. La biodiversidad de especies que viven en el archipiélago Juan Fernández, es más parecida a las que están presentes en el Océano Pacífico Central y Sur, que las encontradas en el continente sudamericano, debido a que la Corriente de Humboldt crea una fuerte barrera biogeográfica.