La vida del océano

Aves Marinas

Las aves marinas son diversas especies, pero que comparten un hogar común: el mar. Algunas de ellas solo buscan su alimento allí y otras dejan el mar solo para nidificar y criar.

Durante mucho tiempo, han tenido una vida tranquila por la ausencia de depredadores en las islas donde se han asentado. Sin embargo, la intervención humana ha puesto en riesgo su vida, provocándoles enfermedades e introduciendo especies exóticas que atentan contra ellas.

La abundancia de alimento de las costas de Coquimbo atrae a variadas especies de aves. Si quieres conocerlas, que siempre sea de forma respetuosa.

aves
macroalgas

Bosques de macroalgas

En las costas de la Región de Coquimbo, existen verdaderos bosques submarinos formados por macroalgas. Capaces de crear, modificar y mantener sus hábitats, las macroalgas crecen sobre las rocas gracias a sus poderosos discos de adhesión, con los cuales soportan las inclemencias de las mareas y el oleaje.

La resistencia de estos discos los transforman en islas ecológicas, hogar de muchas comunidades submarinas, que están en riesgo por no recibir el cuidado que se merecen.

Es muy importante cuidar estos bosques submarinos, porque cuando desaparecen, dejan un paisaje infértil muy difícil de recuperar, afectando a muchas especies.

Especies invasoras

Existen especies que han sido transportadas por el hombre de forma casual o intencionada a otros lugares. Algunas de ellas mueren en el camino, pero otras se adaptan, colonizan e incluso, dominan estos nuevos hábitats. A ellas se les denomina especies exóticas invasoras.

Estas afectan negativamente a las especies nativas, ya que compiten por los alimentos o espacios para vivir y reproducirse. Además, como en este nuevo hogar no tienen depredadores naturales, son más exitosas que sus vecinos nativos.

La mala noticia es que cuando logran establecerse, resulta muy difícil poder eliminarlas. Por lo cual es muy importante evitar su llegada y propagación.