Recursos marinos

La Centolla
(Lithodes santolla)

Es un crustáceo de gran tamaño que habita en Chile, entre las Regiones de Los Ríos y Magallanes y es uno de los recursos de mayor importancia económica y social para la región de Magallanes. Es considerado de gran calidad en el mercado nacional e internacional y su pesca se realiza a escala artesanal e industrial, pero siempre de forma regulada.

¿Cómo se regula? Solo se permite que sean capturadas mediante jaulas trampa, existe una talla mínima para su extracción (8 cm), una fecha específica de solo 5 meses al año (de julio a noviembre) y las hembras están en veda indefinida, es decir, no pueden ser capturadas para proteger sus huevos y su descendencia.

La Centolla se extrae principalmente en la zona de Magallanes, siendo una importante fuente de trabajo para la comunidad local.

La Centolla

El Krill Antártico

El Krill antártico es un crustáceo pequeño que mide 6 centímetros y habita en los mares del Océano Antártico, agrupados en grandes comunidades que pueden abarcar muchos kilómetros de superficie marina, formando una gran masa de muchos krill, denominada enjambre.

El krill se alimenta de fitoplancton: una gran fuente de energía. Es por eso que depredadores tales como ballenas, focas, lobos marinos y pingüinos, consideran al Krill un alimento suculento, ya que les aporta muchos nutrientes y energía. Debido a esto, el Krill es considerado una especie clave del Océano Antártico.

No solo los animales marinos lo consideran importante en su alimentación, en Japón y Rusia se consume, y su pesca para consumo humano se vuelve cada vez más atractiva.

El Bacalao de profundidad, un gigante en aguas chilenas

El Bacalao de profundidad, que también se conoce como merluza negra, es un pez que puede alcanzar los dos metros y medio de largo ¡Puede vivir hasta 50 años! Y se sabe que desciende hasta los 3.800 metros de profundidad.

Su dieta es mayormente carnívora, se basa en comer peces, organismos bentónicos y calamares, por otro lado sus depredadores son el elefante marino y el cachalote.

Lastimosamente, su gran tamaño y carne de buen sabor, motivaron una pesquería intensiva que actualmente está sobreexplotada.