Vamos al agua

El Océano Antártico y la Corriente Circumpolar Antártica

El Océano que rodea todo el continente antártico, posee la corriente de agua más poderosa del planeta y se la conoce como la Corriente Circumpolar Antártica, es decir la corriente que da vueltas al polo.

Esta corriente es el principal transporte de agua del océano en el mundo, distribuyendo el calor por el mundo, atrapando el frio en la Antártida, ayudando así a mantener el clima de nuestro planeta. Además, esta corriente separa o diferencia qué especies viven en el lado antártico o en el lado del continente: es una barrera natural.

Y aunque juntaras todos los vasos de agua que te tomes en tu vida, no alcanzarías a igualar los 160 millones de metros cúbicos de agua que transporta cada segundo en sus 4 kilómetros desde la superficie al fondo marino.

Antártica: Un mundo dinámico y el cambio climático

La superficie del mar que está alrededor de la Antártica se congela y forma Hielo Marino. En invierno, por las frías temperaturas, hay más hielo marino que en verano. En condiciones normales, esto ayuda a que se mantengan las condiciones frías del mar antártico.

El cambio climático está reduciendo la cantidad de hielo marino y esto afectará las especies acostumbradas a vivir asociadas al hielo marino.

¿Qué otros efectos tiene la reducción del Hielo Marino?

El hielo marino refleja la luz del sol, reduciendo el calor que llega al agua de mar. La reducción del hielo marino, tiene como consecuencia que el calor entre al mar con mayor facilidad, lo que derretirá aún más el hielo.

¿Qué esperas para explorar?

¡Sumérgete en el fondo marino de esta región, descargando la aplicación de Realidad Virtual!